es
    DE ASUNTOS PÚBLICOS ARGENTINA

    Argentina: cuatro claves para entender el Presupuesto 2018

    La Administración de Mauricio Macri esperó hasta el 15 de septiembre, fecha límite establecida por la Ley de Administración Financiera, para presentar la estimación de ingresos y gastos correspondientes a 2018 en el Congreso.

    Si bien será el tercer año de gestión del Presidente (que asumió su cargo el 10 de diciembre de 2115), es la segunda vez que elabora un Presupuesto: en su primer año al frente del Ejecutivo nacional debió gobernar con un Presupuesto elaborado por la administración saliente.

    La iniciativa – que cuenta con 310 páginas – será analizada primeramente por Diputados. Concluido su debate en comisión y en el recinto, será el turno de la discusión en el Senado.

    El tratamiento del Presupuesto coincidirá con el tramo final de la campaña electoral, ya que en Argentina habrá elecciones legislativas el 22 de octubre.

    Más crecimiento (+3,5%)

    • El Presupuesto de 2017 contemplaba un crecimiento en el orden del 3,5%. Sin embargo, el Gobierno no podrá cumplir con esa meta por poco: llegaría al 3%. En cambio, intentará llegar a ese 3,5% de crecimiento el año que viene, de acuerdo a la iniciativa enviada al Congreso.
    • De lograrse, la administración celebrará que al finalizar 2018 completará dos años consecutivos de crecimiento (3% en 2017 y 3,5% en 2018), algo que no sucedía desde el binomio 2010-2011.
      • A diferencia de esa oportunidad – donde el indicador era apuntalado por el consumo -, en esta ocasión el crecimiento será motorizado por la inversión que llegaría al 17% (mientras que en los últimos cinco años rondó el 15%).
        • A pesar del crecimiento, la Argentina todavía se encuentra rezagada respecto a la región en cuanto a la inversión, que llega al 20% en promedio.

    Menos inflación (15,7%)

    • El aumento de los bienes y servicios estará al finalizar 2018 por debajo del 20% por primera vez desde 2009 (16,4% en esa oportunidad, según estimaciones privadas ya que el organismo oficial se encontraba intervenido).
      • De esta forma – y al igual que con respecto al crecimiento -, en 2018 se alcanzará la meta fijada para 2017, cuando se esperaba que la inflación estuviera entre el 12 y el 17% (pero finalizará por encima del 24%).
      • Si bien es un indicador alto, la desaceleración del aumento de precios se mantendría constante en el trienio 2016-2018: 40,9% en 2016, 24,5% en 2017 y 15,7% en 2018.

    Menos gasto (déficit del 3,2%)

    • Uno de los indicadores que la administración de Macri se propuso mejorar considerablemente respecto a la gestión anterior era el déficit fiscal que, según sus propios analistas, escalaba al 7% del PBI. Con esta intención, comenzó un recorte gradual de gastos, en contra de los que reclamaban medidas de shock para reducir drásticamente el déficit.
    • Este año cerraría con un 4,2% del PBI de déficit y, según la iniciativa oficialista, el indicador se reduciría un punto en 2018 y cerraría en torno al 3,2%. ¿Cuáles son los principales gastos que se ‘ahorrará´ el Estado? Fundamentalmente disminuirá los subsidios a la luz, el gas y el transporte. Todas estas tarifas aumentarán, impactando de manera más fuerte en los sectores más vulnerables.
      • A pesar de proyectar una inflación del 15%, los gastos en energía se reducirán un 22%: pasarán de 209.804 millones de pesos (12.269 millones de dólares) en 2017 a 175.833 millones de pesos (10.282 millones de dólares) en 2018. En Transporte, la rebaja será más gradual: será de alrededor de un 5%.

    Más deuda (31,1% del PBI)

    • La Argentina tiene un problema histórico: gasta más de lo que recauda. Esta situación llevó a las administraciones a financiarse fundamentalmente de dos maneras: emitiendo pesos o endeudándose. El Gobierno de Cristina Kirchner elegía la primera opción y asumía como costo una inflación por encima del 20%.
    • En cambio, Macri – mientras intenta reducir el déficit – se inclina por la segunda alternativa y en 2018 la deuda pública con el sector privado y los organismos internacionales pasará del 28,5 al 31,3% del PBI. Esta tendencia continuará sucesivamente hasta 2020, cuando llegaría al 37,3%, siempre según la iniciativa presentada en el Congreso. De esta forma crecería un casi un 10% en 3 años.
      • Lejos de mostrar preocupación por este crecimiento, funcionarios entienden que la Argentina todavía se encuentra lejos del promedio de la región, que se ubica en torno al 42% del PBI.

    Presentación del Proyecto de Ley de Presupuesto