es
    DE ASUNTOS PÚBLICOS ARGENTINA

    Tiempo de Reformas

    Los resultados electorales, parecen haber confirmado lo que muchos planteaban previo a la celebración de los comicios, el Gobierno Nacional, impulsado por una legitimidad renovada en las urnas, intentará fijar en la agenda pública el tratamiento a distintas reformas: laboral, tributaria e inclusive la reforma del mercado de capitales.

    Siguiendo las palabras del Jefe del Gabinete Marcos Peña, la idea del “Reformismo Permanente” ha pasado de ser un slogan a convertirse en una realidad concreta. En este sentido Mauricio Macri enfrenta el desafío de lograr un tratamiento – y hasta aprobación – de algunos de estos proyectos de manera express, en sesiones extraordinarias en el Congreso.

    A su vez, a la reforma “permanente” se la complementa, con un esquema de negociación, que también es permanente. Estos intercambios han incluido, contacto directo con los sindicatos tradicionales, en el caso de la reforma laboral. Y simultáneamente, por la parte de la reforma tributaria, se han tenido contacto con los mandatarios provinciales.

    Desde el punto de vista exterior todos estos potenciales cambios, se pueden enmarcar en un proceso que interesa – y mucho – a la administración Macri. A saber; el ingreso de la Argentina a la OCDE. Es decir, dar una vuelta más a la idea de “reinserción” en el mundo, que supuestamente vendrá acompañada de las ansiadas inversiones.

    El universo financiero nacional, por su parte, también atraviesa su etapa de cambios. Es una idea de esta Administración, liberalizar y flexibilizar ciertas normas, favoreciendo así el crecimiento de un mercado financiero, que hasta ahora se encuentra en una etapa embrionaria.

    Se cree, que al menos desde el punto de vista económico “lo peor ya pasó”, los pronósticos de crecimiento parecen afirmarse y las metas de inflación son inclusive más exigentes que el 17% no cumplido durante este año. De todas maneras, la inminencia de nuevos ajustes tarifarios podría condicionar el cumplimiento del objetivo, pero el gobierno descansa en su victoria política.

    Una buena pregunta que muchos podrán realizarse, es ¿de qué manera terminará la ola reformista? ¿Y cuándo vendrá una etapa de crecimiento sostenido, baja inflación y estabilidad, política y económica?

    No existe una única respuesta para el interrogante. Pese a que distintos analistas del exterior mencionaron que “Argentina está transitando el camino correcto”, los argentinos hemos escuchado esos elogios en otras etapas, no tan lejanas, de nuestra historia.

    Quizás sea una oportunidad de llevar la negociación y la generación de consensos a otro nivel, incluso siendo el estandarte de una renovación interna del peronismo. La construcción de oposiciones nobles es una tarea pendiente desde hace tiempo y quizás, la estabilidad que se quiere, pueda encontrarse en aquel camino.