es
    DE ASUNTOS PÚBLICOS ARGENTINA

    El Congreso 2.0: Comienzan las sesiones virtuales

    Tal vez uno de los hitos más relevantes de la semana hayan sido las primeras sesiones virtuales del Congreso de la Nación, el pasado miércoles 13. En efecto, mientras las asambleas y parlamentos de Europa ya sesionan de manera presencial, incluso en contextos sanitarios más graves que el argentino, los legisladores nacionales no quisieron quedarse atrás de la revolución digital.

    La Cámara de Diputados durante las sesiones del pasado miércoles.

    El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, abrió la primera sesión virtual de la historia de la Cámara, en una jornada en la que se debatieron proyectos relacionados con los efectos de la pandemia de coronavirus y se tomó juramento a tres nuevos integrantes del cuerpo.

    La sesión se desarrolló con 193 legisladores conectados de manera remota, trabajando desde sus casas, sus despachos o las legislaturas provinciales, y otros 47 representantes presentes en el recinto  y manteniendo las distancias recomendadas.

    Entre los diputados presentes se encontraban el presidente de la bancada oficialista, Máximo Kirchner, y sus compañeras de bloque Cristina Alvarez Rodríguez y Cecilia Moreau; los jefes de Juntos por el Cambio, Mario Negri (UCR), Cristian Ritondo (PRO) y Maximilian Ferraro (Coalición Cívica), además de José Ramon (Desarrollo) y Eduardo Bucca (Federal).

    En el Senado se vio una escena similar, aunque de menores proporciones, dada la menor cantidad de miembros del cuerpo. Allí Cristina Fernández de Kirchner presidió una sesión con una agenda de consenso entre oficialismo y oposición, donde el cuerpo aprobó numerosos decretos de necesidad y urgencia firmados por el Poder Ejecutivo para hacer frente a la pandemia del COVID-19.

    Sin duda el funcionamiento del Congreso en las próximas semanas será un tema clave. La prueba de fuego fue superada gracias a la negociación entre oficialismo y oposición de una agenda legislativa de consenso, sin embargo en las sesiones por venir deberán tratarse indefectiblemente proyectos donde oficialismo y oposición tienen visiones antagónicas. Habrá que ver como sigue el Congreso 2.0.