en
    DE ASUNTOS PÚBLICOS ARGENTINA

    Jubilaciones de privilegio: La hora de Daniel Scioli

    Finalmente ayer, tras una polémica sesión, el oficialismo logró darle media sanción al proyecto de eliminación de jubilaciones de privilegio. La iniciativa, que prevé modificar el régimen previsional para los funcionarios del Poder Judicial y del Servicio Exterior, será ahora remitido al Senado, donde de ser aprobada, se convertirá finalmente en ley.

    Muchas cosas se han dicho y se dirán de la sesión de ayer, pero vale la pena destacar dos hechos de relevancia. En primer lugar el oficialismo tuvo dificultades para conseguir los 129 necesarios para dar quorum y comenzar la sesión. El escollo se salvó convocando a Daniel Scioli, cuya designación como embajador en Brasil aún no fue firmada por el presidente y su renuncia al cargo de diputado tampoco fue aceptada por la Cámara de Diputados.

    Resulta paradójico que la validez o no de la sesión que dio media sesión a la eliminación de las jubilaciones de privilegio al Poder Judicial termine por ser derimida en los tribunales.

    Esta salida a través de lagunas reglamentarias suscitó la reacción de la bancada de Juntos por el Cambio, que tras denunciar la irregularidad abandonó el recinto. El presidente del interbloque, Mario Negri (UCR), protestó por la situación ante Sergio Massa, cabeza del recinto: “Si usted no levanta la sesión y la convoca como corresponde nos vamos a retirar del Congreso y vamos judicializar la situación. No lo queríamos y ustedes lo buscaron”, gritó Negri desde su banca, segundos antes de dejarla vacía.

    Resulta paradójico que la validez o no de la sesión que dio media sanción a la eliminación de las jubilaciones de privilegio al Poder Judicial termine por ser derimida en los tribunales.

    El segundo y último hecho de relevancia, tal vez no buscado por el oficialismo nacional, es la renuncia de cientos de jueces, que adelantan su retiro para beneficiarse del régimen vigente. Esta ola de renuncias dejará vacante numerosos juzgados que será preciso completar. Comienza la batalla por las designaciones de magistrados.